Consejos para evitar la halitosis

Entre un 10 y un 30 por ciento de la población se ve afecta por la halitosis o mal aliento en España. Este problema suele avergonzar al que lo padece, hasta el punto de generar aislamiento y malestar, lo que finalmente puede incurrir en el rechazo del entorno.

En ciertos casos, el mal olor de boca puede ser ocasional, sin que exista una patología detrás, bien por haber consumido algún alimento que lo provoca o por la falta de higiene o salud dental.

Existen pacientes que creen que tienen halitosis y están obsesionados con que les huele el aliento, cuando realmente no desprenden mal olor por la boca. Esto es definido como halitosis emocional o imaginada. Otros pacientes tienen halitosis matinal, cuando se levantan, porque la boca se seca cuando no hay mucho flujo salival y tiene lugar un mal aliento transitorio, que desaparece al comer, aunque a veces algunos pacientes les dure mucho tiempo.

Curiosamente, existe una mayor incidencia de halitosis en las mujeres por los factores hormonales y, por ejemplo, cuando las féminas tiene el ciclo menstrual pueden tener mal aliento. En este sentido, pueden existir dos formas de halitosis:

– La halitosis intraoral: Es la más frecuente y tiene lugar en un 90% de las halitosis. Está asociada a bacterias en la parte posterior de la lengua.

– La halitosis extraoral: Constituye entre un 5 y un 10% de los casos, que tiene lugar cuando el mal olor no tiene que ver con la boca, y sí con la nariz y los pulmones.

Hoy hablaremos de la halitosis extraoral. En este caso, las causas pueden venir de que haya una enfermedad grave en el cuerpo del paciente, como unc áncer, una sinusitis, u otra causa que esté produciendo una serie de gases que vía sanguínea luego pasan al pulmón y a la nariz. «En la sangre se generan por una determinada enfermedad gastrointestinal, o hepática, por ejemplo, que generan gases que pasan a la sangre y de ahí al pulmón y a la nariz.

Por esto, y para evitar la halitosis extraoral, se recomienda evitar la ingesta de ajo y cebolla, pues son fundamentalmente los alimentos que producen el mal aliento porque generan en su degradación este tipo de gases. Por otro lado, se recomienda ir al dentista especializado en el mal aliento para que detecte si es un problema que procede de la boca o más bien es una causa de una posible enfermedad grave.

Por otro lado, se recomienda realizar un raspado de lengua con un raspador lingual o cepillo, o bien realizar una higiene con un colutorio específico. Finalmente, se recomiendan revisiones habituales con el profesional para eliminar causas como gingivitis y/o piorrea.

Fuente: Infosalus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies